La planta de la marihuana contiene una sustancia química que altera la mente. Pero, ¿sabes cómo se llama? Este elemento es conocido como THC – su nombre científico es delta-9-tetrahydrocannabinol –. Además, la planta del cannabis o marihuana también tiene otros compuestos relacionados a este.

marihuana

Hay muchas cosas que puedes desconocer de la marihuana. Se da por hecho que es una droga o, mejor dicho, una planta que crea adicción. La sociedad está dividida desde tiempo inmemorial entre los que piensan que su consumo es perjudicial y los que piensan al contrario: que es la mejor planta. Tú te encuentras en uno de estos lados. Pero antes de que sigas pensando de esta manera, te vamos a dar unas claves para que entiendas mejor la planta de la marihuana.

La geografía de la marihuana

La marihuana puede considerarse como la droga más conocida. Es símbolo incluso de algún que otro país, como Jamaica o Países Bajos. En Jamaica hasta hace no mucho tiempo había una restricción más fuerte en su consumo, pero ahora el gobierno jamaicano la ofrece incluso en máquinas de vending de los propios aeropuertos. Si viajas allí lo haces sabiendo que vas a consumir un poco, y ahora lo tienes más fácil que nunca.

Bob Marley, el color verde y negro, la hoja como símbolo inequívoco que te hace pensar en Jamaica… todo tiene relación. Por otra parte, Holanda – sobre todo su capital, Ámsterdam – es también conocida por el consumo legal de marihuana. No hay restricciones legales y hay multitud de establecimientos donde fumar e incluso comer – seguro que tienes constancia de los exitosos brownies de marihuana – sin salir del centro.

Estados Unidos es otro de los lugares donde más extendido está su consumo. Cada vez hay más jóvenes que se suman al consumo de los cogollos que proporciona esta planta, al mismo tiempo que disminuye el número de personas que creen que tomarla en sus distintas formas es nocivo.

El uso de la marihuana

Llegados a este punto, te estarás preguntando los distintos usos y consumos que puede tener la planta de la marihuana. Pues bien, aquí se abren distintas vías:

  • Consumo como medicamento. La marihuana ha pasado muchos estudios e investigaciones en los que se demuestran sus funciones curativas. En muchos países el consumo es ilegal excepto cuando hay una prescripción médica de por medio. La sociedad está empezando a ver la marihuana con mejores ojos debido sobre todo a los resultados de estos estudios.
  • Consumo en cigarrillos. El consumo de marihuana más conocido es en cigarrillos. Su fuerte olor causa una gran sensación aunque no seas tú el que lo está fumando. Es decir, si pasas al lado de alguien con un cigarrillo de marihuana, vas a ser un gran fumador pasivo.
  • Consumo en pipa. Sí, la pipa se sigue utilizando. Como podrás saber, mucha gente sigue fumando en pipa y en concreto la marihuana puede fumarse de esta manera si la mezclas con agua.
  • Consumo como alimento. Como ya te hemos mencionado, la marihuana es uno de los ingredientes más utilizados en Ámsterdam para hacer brownies y distintos bizcochos. Pero no solo se hace allí, esto se hace en cualquier parte. Por ejemplo, hay gente en España que lo hecha en la tortilla de patatas. ¿Te atreves?
  • Consumo en resinas secas. Este método de consumo se está poniendo muy de moda últimamente. Las resinas secas son ricas en THC. Te lo explicamos: de la resina se saca el extracto de la marihuana. Esta práctica se conoce como “dabbing”. Esto se fuma, y el extracto concretamente se puede sacar en forma de aceite de hachís, cera o shatter (una sustancia sólida de color ámbar). Su uso se está popularizando porque implica una cantidad mayor de THC al consumidor, pero si lo haces ten cuidado, ya que más de una vez ha provocado quemaduras ya que es altamente inflamable.

Los efectos de la marihuana en el cerebro

Hay muchas teorías sobre los diferentes efectos que tiene la planta de la marihuana en el cerebro. La gente cree que da alucinaciones, que te da mucha paz o incluso que te hace perder la noción del tiempo. Pero te voy a enseñar lo que de verdad le ocurre a tu cerebro cuando consumes marihuana. Todo apoyado en estudios.

Si consumes marihuana en cualquiera de sus formas, vas a sentirte “dopado”. Es así, el efecto básico de la planta de la marihuana es potenciar las zonas cerebrales con grandes cantidades de receptores parecidos al THC. Pero, ¿qué vas a ver o sentir?

  • Pierdes la noción del tiempo. Puede que todo te parezca muy lento o que vaya demasiado rápido. Lo típico que puedes pensar de que cuando han pasado dos horas, para ti han sido 5 minutos.
  • Ves los colores más brillantes. Esto puede darse algunas veces, no siempre. Lo mismo ocurre con la alteración de las formas o ver todo más psicodélico. De ahí que en los 60 se llevara tanto la lámpara de lava y los hippies.
  • Tienes dificultad al pensar y recordar. Posiblemente cuando te despiertes al día siguiente no vas a recordar nada. Además, si te hacen pensar algo sencillo, te va a parecer algo muy complicado.
  • Alucinaciones temporales. Aunque es menos frecuente, puede que veas cosas que no están ahí en la realidad.

Estos son efectos a corto plazo, los que sientes según consumes la marihuana. Pero a largo plazo, si tienes un consumo habitual, puedes sufrir:

  • Problemas en la respiración. Los inconvenientes de fumar, ya sea tabaco o marihuana.
  • Problemas cardíacos. El corazón se te acelera hasta que pasan 3 horas tras tomarla.

Si consumes marihuana con un cigarrillo y no comes nada, el efecto va a ser mucho más rápido. Ten en cuenta que el humo de la marihuana pasa muy rápido a tus pulmones y de ahí a todo tu organismo, pero si lo fumas mientras comes algo el proceso va a ser más lento. Esto va a hacer que tarde 30 minutos más en que lo sientas.

Si lo consumes con un brownie u otro alimento, todo va a depender de la cantidad de marihuana que le eches. Cuando más cuidado has de llevar es si la consumes con alcohol. Esto va a hacer que el efecto de la marihuana se multiplique.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario